Después de haber encontrado la raya de diálogo en Word, ya estamos listos para aprender a usarla en nuestros textos. Lo más difícil es combinar las intervenciones del personaje con las del narrador.

Existen dos tipos de intervenciones, las que van precedidas de verbos dicendi (dijo, exclamó, preguntó…) y las que son oraciones independientes.

Humphrey diálogos

 Intervenciones con verbos dicendi

La clave para puntuar bien un diálogo con verbo dicendi está en integrar la intervención del narrador dentro de la frase. Veamos un ejemplo práctico con una oración sencilla:

—Debería andarse con cuidado —dijo el detective.

Como ambas partes constituyen una sola oración (no hemos puesto ningún punto que las separe), ese dijo va con minúsculas. ¿Fácil, verdad?

Pero ahora que levante la mano quien no ha tenido alguna vez dudas a la hora de mezclar la raya con otros signos de puntuación cuando el personaje continúa hablando. Desde una coma o un punto…:

—Debería andarse con cuidado —dijo el detective—, podría levantar sospechas.

—Debería andarse con cuidado —dijo el detective—. Podría levantar sospechas.

…Hasta signos de exclamación o interrogación, que nos permiten varias posibilidades:

—¡Debería andarse con cuidado! —dijo el detective—, podría levantar sospechas.

—¡Debería andarse con cuidado —dijo el detective—, podría levantar sospechas!

—¿No cree que debería andarse con cuidado —dijo el detective— para no levantar sospechas?

Intervenciones independientes

Sirven para describir la escena o los movimientos de los personajes, por lo que constituyen una oración nueva: se separan con punto y comienzan por mayúscula. Por ejemplo:

—Debería andarse con cuidado. —El detective arqueó una ceja y carraspeó.

Este tipo de intervenciones pueden ir seguidas de otra frase del mismo personaje. Si es así, tendríamos que cerrar con otra raya de diálogo y el punto:

—Debería andarse con cuidado. —El detective arqueó una ceja y carraspeó—. Podría levantar sospechas.

De esta manera, dentro de la intervención podemos insertar tantas frases como queramos:

—Debería andarse con cuidado. —El detective arqueó una ceja. Después carraspeó y, con los dedos temblorosos, se encendió un cigarro. Un trueno retumbó en el dormitorio—. Podría levantar sospechas.

Un recurso muy frecuente es utilizar la palabra añadió para continuar el discurso:

—Debería andarse con cuidado. —El detective levantó una ceja. Después carraspeó y añadió—: Podría levantar sospechas.

OJO: Otra norma del diálogo a tener en cuenta

Si el personaje va a soltar un parlamento o a contar una historia su intervención será muy larga, por lo que deberá separarse en párrafos. Cada uno de estos párrafos debe marcarse al principio con unas comillas españolas de cierre para que el lector sepa que sigue hablando el mismo personaje.

—Siento decirle que ni siquiera yo lo conocía en profundidad —comenzó ella—. Su vida era un cúmulo de misterios a los que nunca tuve acceso.

»Nos encontramos una noche de diciembre a la salida del Club Imperial. Estaba nevando y no tenía dinero para un taxi, así que decidí caminar hasta casa. No vivo muy lejos. (…)

Como veis, las posibilidades son tan infinitas como quiera nuestra imaginación, pero estas pautas os servirán como norma general para crear cualquier tipo de diálogo.

¡Para más dudas o sugerencias, no dudéis en dejarnos vuestros comentarios!

CÓMO PUNTUAR DIÁLOGOS (2/2). Intervenciones del narrador

Un pensamiento en “CÓMO PUNTUAR DIÁLOGOS (2/2). Intervenciones del narrador

  • 12 noviembre, 2017 a las 18:31
    Enlace permanente

    La verdad es que andaba en búsqueda de otra cosa, pero al encontrarme con esto, no pude resistir la necesidad de leerlo. ¡Muy buena síntesis! lo dejaste muy claro.
    Te felicito y gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *